Zona Interactiva

Descubre qué se siente al tocar una estrella de mar, un cangrejo u otras criaturas marinas. 

Nuestro personal de animación te dará las pautas para interactuar con las especies; 

  • Acarícielas suavemente, como si tocara a su mascota favorita. 

  • No saque nada fuera del agua (incluso las rocas – ¡es el hogar de alguna de las especies!)

Si respetamos estas simples pautas, nos aseguraremos que nuestras especies estén sanas y felices.

Estrella de mar

¡Las estrellas de mar se encuentran en todos los océanos del mundo! Hay más de 2000 especies conocidas, cada una de ellas está llena de sorpresas.

No todas tienen 5 brazos

Algunas tienen cinco puntas, pero las hay con muchos brazos más. De hecho, la cifra puede alcanzar una cifra tan alta como… ¡cuarenta!

Regeneran los brazos

Si un enemigos le arranca un brazo a la estrella, esta puede huir y luego recuperarlo. No es un proceso rápido, se tarda a veces un año.

La gran mayoría de las estrellas de mar tienen 5 brazos pero hay algunas especies que pueden llegar a tener hasta 24 brazos. Las estrellas de mar tienen cientos de pies tubulares los cuales usan para caminar y pegarse sobre las rocas.

 

 

 

La gran mayoría de las estrellas de mar tienen 5 brazos pero hay algunas especies que pueden llegar a tener hasta 24 brazos. Las estrellas de mar tienen cientos de pies tubulares los cuales usan para caminar y pegarse sobre las rocas.

 

 

 

La gran mayoría de las estrellas de mar tienen 5 brazos pero hay algunas especies que pueden llegar a tener hasta 24 brazos. Las estrellas de mar tienen cientos de pies tubulares los cuales usan para caminar y pegarse sobre las rocas.

 

 

 

Anémona de mar

Las anémonas no son plantas, como mucha gente piensa, son animales con tentáculos.

¡Estoy VIVA!

 Las más longevas...

Aunque no se tiene una cifra exacta del tiempo de vida de las anémonas, se estima que pueden vivir mucho tiempo, cientos de años, siglos quizás.

 ... y venenosas 

Las venas de una anémona contienen diversas toxinas, en especial neurotoxinas. Basta un leve toque para que los tentáculos del animal transmitan la sustancia a través de pequeñísimos arpones.

Pertenecen a la misma familia que las medusas y los corales. ¡No tienen cerebro, ni corazón, ni sangre, pero eso no les impide de ser grandes depredadores!
 
Los tentáculos de las anémonas ayudan a atrapar plancton diminuto que se queda atrapado en su boca.

 ¡Las anémonas de mar son el hogar de los peces payaso!

Pertenecen a la misma familia que las medusas y los corales. ¡No tienen cerebro, ni corazón, ni sangre, pero eso no les impide de ser grandes depredadores!
 
Los tentáculos de las anémonas ayudan a atrapar plancton diminuto que se queda atrapado en su boca.

 ¡Las anémonas de mar son el hogar de los peces payaso!

Pertenecen a la misma familia que las medusas y los corales. ¡No tienen cerebro, ni corazón, ni sangre, pero eso no les impide de ser grandes depredadores!
 
Los tentáculos de las anémonas ayudan a atrapar plancton diminuto que se queda atrapado en su boca.

 ¡Las anémonas de mar son el hogar de los peces payaso!

Cangrejo

Los cangrejos no son buenos nadadores, aunque sí hábiles desplazandose por el fondo marino sobre sus patas.

El caparazón de los cangrejos protege su cuerpo. A medida que va creciendo, se deshace del caparazón pequeño y muda a uno de mayor tamaño.

El cangrejo ermitaño, necesita buscar conchas vacias que utiliza como caparazón protector, igualmente irá mudando a conchas de mayor tamaño cuando lo necesite.

¡ Con la casa a cuestas!